Le Corbusier

(1887-1965), seudónimo del arquitecto, pintor y urbanista franco-suizo Charles-Édouard Jeanneret-Gris, es el gran teórico de la arquitectura moderna y el renovador de las concepciones sobre urbanismo. En 1920 fundó con Amédée Ozenfant la revista L'Esprit Nouveau ( 'El Espíritu Nuevo'), donde difundió su innovadora visión, basada en la relación de lo funcional con lo artístico. Entre sus obras destacan la ciudad-jardín de Pessac, cerca de Burdeos; el palacio del Centrosoyus de Moscú, el Pabellón suizo de la Ciudad Universitaria de París y La unidad de viviendas de Marsella. Junto a su primo Pierre Jeanneret, escribió una de las obras fundamentales del pensamiento moderno: Hacia una arquitectura. Uno de los temas que más apasionaron a Le Corbusier fue la luz. En la capilla de Ronchamp, por ejemplo, estudió minuciosamente el perfil de los bancos para que la luz jugara en el interior. Fue uno de los cinco arquitectos internacionales que se encargaron de la edificación de la sede de la UNESCO.