Fernando Bellver

gusta llamarse 'artista contemporáneo vivo', y considera Madrid, donde nació en 1954, como su cuna artística. Bellver es un artista completo; grabadista, pintor, escultor y dibujante, ha trabajado también como docente universitario, y ha paseado su prolífica obra por numerosas galerías de todo el mundo. Bellver considera el libro Tengo algo en la cabeza como su pequeña autobiografía, donde reúne manías, pequeñas confesiones y pensamientos sobre la cotidianidad. Vital, inteligente y con gran sentido del humor, Bellver afirma que nunca ha perdido la esperanza.