Donato Bramante

(1444-1514) Conocido por ser uno de los más importantes arquitectos del Renacimiento italiano, por su amistad con Leonardo da Vinci, su rivalidad con Michelangelo Buonarroti, su tutelaje sobre Rafaello Sanzio, o sus proyectos grandilocuentes para la Roma de Julio II, Bramante fue un no menos importante pintor, perspectivo e ingeniero, al tiempo que un consumado poeta. Su vida y su obra se desarrollaron en algunas de las cortes más importantes de la época, como las de Urbino, Milán y Roma, en un momento trascendental de la Historia del arte occidental, por lo que estamos ante un personaje clave para entenderla.