Begoña González Minguillón

Nació en Madrid el año de 1962 y siempre gustó de literaturas, músicas y artes plásticas. De su infancia apenas se sabe nada, porque ella es una experta olvidadora. Únicamente es constatable que era una niña regordeta y tímida. Eso si, ha conservado siempre un considerable deseo de curiosearlo todo. Por el afán juvenil de cambiar el mundo, decidió dedicarse a la educación (y estudió magisterio). Pronto descubrió que lo que realmente le interesaba era, simplemente, estar rodeada de niñas y niños, ¿quizá para rememorar su infancia olvidada? En las escuelas convencionales no encontró su sitio y cofundó una escuela rara, en la que niños y niñas pueden hacer y deshacer, encantarse y desencantarse, reír y llorar…a su propio ritmo. Para ellas y ellos surgió la idea de estas historias diminutas.