Akocha Koato

Apareció en el camino girando hacia el horizonte, quedando de espaldas a mi mirada. Era un hombre de mediana estatura, espaldas anchas, que llevaba como única prenda una especie de jubón crema sujetado en la cintura por un cordel naranja. En su hombro izquierdo sobresalía un gran saco terrero que agarraba con una mano, la otra se movía cadenciosa acompañando el ritmo de sus pasos. Ahora me extraña que no reparase, o por lo menos me sorprendiera de que aquel hombre surgido de una montaña fuera japonés… Akocha Koato. www.akochakoato.com